El Taller de Marionetas de Pepe Otal ha sido desde su creación una cátedra abierta a centenares de alumnos venidos de todas partes, muchos de ellos prestigiosos profesionales en la actualidad, todo ello en un lugar especial e irrepetible, un espacio único de creación y conviviencia, un centro de enseñanza especializado en el arte de los títeres, con un claro carácter social.

La labor continuada de Pepe, tras cuarenta años dedicados a la creación de títiritera y la enseñanza del oficio a varias generaciones de titiriteros no podía desaparecer tras su muerte. Con el objetivo de seguir manteniendo el espíritu de Pepe, amigos y alumnos decidieron que el Taller de Marionetas no muriese y en el año 2008 formaron la Asociación Cultural "Casa-Taller de Marionetas de Pepe Otal".

El principio es promover el estudio y la investigación de las temáticas afines al mundo del títere y del teatro de objetos, formar nuevas generaciones de titiriteros que compartan e intercambien conocimientos. Todo ello en un lugar
abierto a la experimentación, a la muestra de trabajos en proceso y propuestas emergentes, pero sin olvidar también obras consolidadas.



La Casa Taller de Marionetas de Barcelona nunca ha sido una escuela ni una compañía, en sentido estricto, ni mucho menos una empresa. Apostamos por un centro de producción artística fuera de los cánones establecidos, un centro de enseñanza especializada en el arte de las marionetas, apostamos por dignificar el títere, y muy especialmente el títere de adultos, como un lenguaje amplio y lleno de posibilidades que enriquece las artes escénicas.


Pretendemos representar no una aventura comercial, sino una aventura social ligada al teatro de marionetas, a la ciudad, a las calles y plazas, reivindicando el uso de la vía pública como escenario natural del títere.